Bajo en Conocimiento

Blog dedicado a la creación de conciencia sobre la forma erronea en que se está vendiendo la manera en que los seres humanos deben alimentarse.

Hipertensión Arterial: Enfermedades Causadas por la Obesidad [Part.II] junio 13, 2011

Filed under: Enfermedades — bajoenconocimiento @ 6:43 pm

Otra de las enfermedades que se derivan de de la obesidad es la hipertensión o la presión arterial alta, la cual, además de ser ocasionada por la obesidad, es causada por problemas en el riñón, así como desequilibrios hormonales.

 

La hipertensión ocurre como resultado de una resistencia aumentada al flujo de sangre de los vasos sanguíneos pequeños que tienen paredes musculares. En la mayor parte de los casos, la presión arterial elevada es causada porque éstos vasos sanguíneos pierden su capacidad de relajarse de forma normal.

 

Esta enfermedad aumenta el riesgo de sufrir un ataque cerebral debido al estrechamiento o ruptura de algunos vasos sanguíneos del cerebro. Además, puede engrosar o reventar los vasos sanguíneos en la parte posterior de los ojos, produciendo visión borrosa o ceguera; como, también, puede dañar los riñones y producir insuficiencia renal. Al combinar la hipertensión con un nivel alto de colesterol en la sangre, se acelera la ateroesclerosis.

 

Aparte del medicamento un cambio a una dieta saludable y bien equilibrada es el mejor tratamiento para la hipertensión. De igual forma, evitar el alcohol ayuda a disminuir con rapidez la presión arterial en personas que beben en exceso; en personas obesas, también hay una disminución de la presión arterial si se reduce el peso de forma gradual; la pérdida de peso acelerada, seguida por una recuperación de mismo, pueden aumentar el riesgo de esta enfermedad.

 

También, es importante, una reducción en el consumo de sal debido a que ayuda a disminuir esa hipertensión, sobretodo los alimentos procesados, encurtidos, ahumados y salados. Aumentar el consumo de frutas y verduras (en pacientes con enfermedad renal hay que tener especial cuidado porque hay que disminuir el potasio), pescado fresco.

 

El ejercicio regular ayuda a disminuir la presión arterial, aunque si una persona con hipertensión arterial grave no diagnosticada empieza a hacer ejercicio riguroso, corre el riesgo de tener un ataque cardiaco; por lo que es recomendable empezar con una actividad tranquila y aumentar el ritmo de forma gradual, así como la intensidad y la duración. Por lo anterior, es muy importante consultar a un especialista de la salud antes de comenzar cualquier rutina de ejercicio. Es importante mencionar que el ejercicio también ayuda a controlar el estrés, el cual influye en la hipertensión.


Fuente: http://obesi.blogspot.com/2007/10/cmo-saber-que-enfermedades-trae-la.html

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.